lunes, 18 de julio de 2016

Cambia tus pensamientos y cambiará tu mundo

La terapia racional-emotiva de Ellis

 
Albert Ellis fue uno de los padres de la actual terapia cognitiva. La terapia racional-emotiva, como él prefiere nombrar. Su libro Razón y emoción en psicoterápia (1962), nos pone en evidencia sobre cómo el pensamiento, la emoción y la conducta están íntimamente ligados.
 
 

El cambio en uno de ellos, afecta a los demás. El cambio de las creencias y pensamientos irracionales, como él lo denomina, nos cambia nuestras emociones y conducta. Es decir, una persona sufre por un suceso acontecido, y según las creencias racionales/irracionales que se tengan, producirá consecuencias en nuestras emociones y conducta.
 
Las ideas irracionales más comunes que tenemos las personas son:
 
  1. La idea de que uno debe ser amado y aceptado por cualquier persona significativa y relevante de su vida. 
  2. La idea de que uno tiene que ser muy competente y eficaz para poder ser útil y válido. 
  3. La idea de que hay un cierto tipo de gente indeseable y despreciable, que debería ser severamente castigada.
  4. La idea de que es terrible y catastrófico que las cosas no sucedan como a uno le gustaría.
  5. La idea de que la desgracia humana se origina por causas externas y que la gente no tiene ninguna posibilidad de controlarlas.
  6. 6. La idea de que si algo puede llegar a ser peligroso o terrible, uno debe estar muy preocupado y deberá estar pensando constantemente en la posibilidad de que esto ocurra.
  7. 7. La idea de que es más fácil evitar que afrontar ciertas responsabilidades y dificultades en la vida.
  8. 8. La idea de que se debe depender de los demás y que se necesita a alguien más fuerte en quien confiar.
  9. La idea de que uno deberá sentirse muy preocupado por los problemas y las perturbaciones de los demás.
  10. La idea de que existe invariablemente una solución precisa y correcta para los problemas y que es terrible si uno no da con esa solución maravillosa.

 

Estas ideas irracionales
pueden sintetizarse en tres:
 
a) la de que debo ser competente, adecuado, eficaz y que tengo que ganar la aprobación y aceptación de cualquier persona relevante de mi vida;

b) la de que los demás me deberían tratar con cariño, bondadosamente, cuando yo lo quisiera; 
 
c) de que necesito y tengo que poseer aquellas cosas que realmente quiero.



 

Ellis busca que las personas encontremos una nueva filosofía de la vida, que cambiemos nuestras creencias o pensamientos irracionales que nos crean problemas, por aquellas creencias y pensamientos racionales, más prácticos, lógicos y realistas.



 
 
 
 
 

 


miércoles, 29 de junio de 2016

La motivación ideal

La motivación te ayudará a dejar de lado la indiferencia, para conseguir aquel objetivo que te moviliza y te apasiona. Darás el paso a querer hacer, olvidándote del tener que hacer algo.
 
 
 
 
Teóricos como Maslow, Herzberg, McClelland, Adams, Vroom, Locke,... lo analizaron desde diversas perspectivas, tanto a nivel personal como laboral. Algunos llegaron a la conclusión de que encontrar la propia fuente natural de motivación, da energía desde lo más profundo de nuestro ser.


La motivación puede ser de dos tipos, positiva o negativa.
 
    video
  • La motivación negativa, es aquella que mantiene o modifica una conducta con un estímulo doloroso, físico o psíquico (desprecio, bofetada, una amenaza, un castigo,...)







video
  • La motivación positiva, se puede subdividir en extrínseca (procede del exterior del sujeto) o intrínseca (estímulo que procede del interior del sujeto). Y esta, la motivación intrínseca es la motivación ideal.






La motivación intrínseca. La motivación interior.
 
Nos dirigirá hacia nuestros propios intereses, nos veremos obligados a ejercitar nuestras propias capacidades personales para buscar y dominar desafíos. La persona busca mejorar lo que está haciendo, con el fin de sentirse realizada y animada cuando le sale bien.

Esta motivación proviene del interior, hace que encontremos la alegría y la pasión ante lo que hacemos, ya que la tarea en sí misma es la recompensa.

Si ante cualquier acción que realicemos en nuestra vida, personal o laboral, logramos encontrar un fin de esa tarea, habremos obtenido un porque de nuestras acciones. Si valoramos la finalidad, la satisfacción propia o ajena de nuestras acciones, hemos encontrado un propósito en aquello que hacemos.



Observa aquello que recibes por la actividad realizada, tiene mucho más valor que el dinero, el reconocimiento social, nuestra propia importancia,... habrás encontrado tu propia fuente natural de motivación.

"La felicidad no es hacer lo que uno quiere,
sino querer lo que uno hace" 
Jean Paul Sartre.

lunes, 4 de abril de 2016

El acoso escolar en el ciberespacio. El ciberbullying

Si alguien ataca a un menor o adolescente a través del uso de medios telemáticos (móviles, internet, redes sociales, vídeos...) ejerciendo acoso psicológico, está realizando un ciberbullying.



Surge un ciberbullying cuando un o una menor o adolescente atormenta, amenaza, hostiga, humilla o molesta a otro/a mediante Internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas. Es un abuso entre iguales, que se ven protegidos por el anonimato que favorece las redes.


Los sucesos son muy diversos y variados, desde colgar fotos con imágenes comprometidas, dejar comentarios ofensivos en foros, colgar su foto en lugares comprometidos, hacer circular rumores, y cuestiones similares, enviar mensajes amenazantes... Con todo ello se consigue agobiar a la persona, aislarla, atemorizarla, deprimirla, y en algunos casos, llega la tragedia.

Ante estas situaciones de intromisión en nuestra vida, de acoso psicológico del tipo que sea, requiere actuaciones fuertes, valientes y dirigidas hacia el problema desde el primer indicio.


Los profesores, los padres, los menores o adolescentes, todos deben unirse en contra de esta lacra. Actuaciones relacionadas con la educación, los valores, la autoridad, las emociones, el respeto, la empatía, la igualdad...

Pero también podemos dar un paso hacia adelante y actuar. Normalmente el grupo que hostiga a la víctima, casi siempre va dirigida por un líder. Entre profesores, padres y alumnos lograr aislar a este grupo, crear opiniones negativas entre ellos, surgirá el malestar y la desconfianza. En definitiva romper el grupo y separarlo de su líder. De este modo perderán su fuerza, será un grupo no cohesionado y débil, por tanto podrá ser dirigido hacia ideales más civilizados e igualitarios.

Recordemos que la víctima, sola, ¡difícilmente puede defenderse!


domingo, 13 de marzo de 2016

Cómo mejorar la autoestima

Es necesario conocer cómo funcionamos, es decir, cuáles son nuestras fortalezas y aspectos positivos y cuáles son nuestras limitaciones. A partir de esta valoración, decidiremos qué aspectos deseamos mejorar y cuáles reforzaremos.




El plan de acción para cambiar determinadas características debe ser realista y alcanzable en el tiempo (por ejemplo, la edad que tenemos es inamovible, la altura es otro factor poco variable a determinadas edades, etc.) Es decir, tenemos características que tendremos que aceptar y con las que convivir, intentando sacar partido y ver su aspecto positivo.


CLAVES PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA

  1. No idealizar a los demás.
  2. Evaluar las cualidades y defectos.
  3. Cambiar lo que no nos guste.
  4. Controlar los pensamientos.
  5. No buscar obsesivamente la aprobación de los demás.
  6. Tomar las riendas de la propia vida.
  7. Afrontar los problemas sin demora.
  8. Aprender de los errores.
  9. Practicar nuevos comportamientos.
  10. No exigirse demasiado.
  11. Darse permisos.
  12. Aceptar el propio cuerpo.
  13. Cuidar la salud.
  14. Disfrutar del presente.
  15. Ser independiente.

Podemos añadir que:
  • Si intentas convertir los pensamientos negativos en positivos, si consigues detectar esos pensamientos negativos, detenerlos y buscar la parte positiva de la situación, habrás evitado un daño a tu autoestima.
  • Se concreto y no generalices: Todos podemos cometer errores en un momento dado. Debemos evitar generalizar esos errores y convertirlos en descripciones negativas de nuestra persona.
  • Céntrate en las partes positivas de tu personalidad: Busca tus cualidades y siéntete orgulloso de ellas. Reflexiona sobre tus logros del pasado y extrae de esas experiencias las cualidades positivas que causaron esos éxitos
  • No te compares con los demás: Todos tenemos cualidades y limitaciones. No debemos sentir que somos inferiores a alguien porque esa persona destaque en algún aspecto. Seguramente nosotros destaquemos en otros muchos.


Confía en ti mismo: Debes conocer tus capacidades y opiniones y confiar en ellas. Toma tus decisiones basándote en ti mismo más que en la opinión de los demás.

  • *Acéptate a ti mismo: Se consciente de que eres una persona valiosa por ser quien eres y acepta todas tus características, tanto positivas como negativas.
  • *Esfuérzate por mejorar: Intenta superar esos aspectos con los que no estés a gusto. Establece unas metas, pon las en práctica y esfuérzate para lograr esos cambios.






    

    martes, 8 de marzo de 2016

    El maltrato psicológico.

    ¿Has sufrido un maltrato psicológico o mobbing?.




    Esto puede durar años, e incluso mucho más. El mobbing es muy dificil de demostrar, sólo lo percibe aquel que lo sufre, ya que se ejerce una presión por parte de las otras personas que visto desde fuera no parece que lo sea. Esta presión va minando la fortaleza y resistencia de la persona, haciendole creer que es inútil y que casi merece esa situación. La gente que maltrata de ese modo son personas mediocres, inferiores en muchos aspectos al maltratado y en muchas ocasiones, lo fomentan un grupo de personas que influyen en los demás, demostrando que esa persona merece esa situación. Divulgan rumores, cotilleos, hablan mal de ella e intentan demostrar en todo momento que eres culpable de algo, que mereces esa situación.


     Luchar contra el mobbing es muy dificil, uno ha de ser muy fuerte y no perder la perspectiva. Se tiene que actuar de un modo frio y calculador, ya que todo el mundo tiene su punto debil. Es como una batalla, cuando encuentras el punto debil del otro, ese es el momento de atacar. La persona hostigada debe aprender a defenderse del mismo modo que es atacado, pero con frialdad. Se debe aprender a ser astuto, manipulador y muy calculador.



     No te amargues, el ser diferente siempre tiene sus dificultades. El que sufre el mobbing es una persona que se encuentra en un entorno que no es acorde a su manera de ser, a sus valores, a su modo de entender la vida. El que sufre un mobbing siempre está por encima de aquellos que ejercen esa presión. Te ven como un enemigo, e intentan hundirte.



     Siempre hay que seguir adelante y pasar página.
    Pensemos que ellos estan mucho peor, ya que demuestran lo insignificantes que son.
     

    miércoles, 11 de noviembre de 2015